BANDERA AMADA

 

BANDERA AMADA

La atracción de tus gracias me fascina,
el azul celestial llega y me envuelve,
tu blanco inmaculado me conmueve
y el oro de tu sol me regocija.


Eres la fuente de mi bien primero,
la imagen del edén que tanto ansío,
la luz que me permite seguir vivo,
la pasión del sentir que tanto quiero.

Tan profundo y sutil es el encanto
que si te hicieran mal me angustiaría
y si viera tus triunfos, gozaría.

Nada me tienes que dar pues, yo te amo,
tu creas mi ilusión, mi fantasía
y el don que me alimenta cada día.



Aurelio Agustín Pernas