El Proyecto Alfa

Guerra de Malvinas

El Proyecto Alfa

Los chatarreros trabajaban para una empresa privada argentina, Georgia del Sur S.A., dirigida desde 1978 por el señor Constantino Davidoff. Le había conseguido el contrato una firma británica de Edimburgo, Chistan Salvesen Co. , con el objeto del retiro de lo que restaba de antiguos puertos balleneros en Leith, Stromness y Husvik, en la isla mayor de Georgias del Sur. La embajada británica en Buenos Aires estaba al tanto del contrato.

 

Davidoff era un empresario libre, y poca duda cabe de que su postura en el asunto estuvo regida principalmente por el deseo de ganar dinero. Las dificultades financieras de Davidoff hicieron preguntar a Gran Bretaña si el HMS Endurace podía proveerles pasajes, ante la negativa, en agosto de 1981 pidió al Ministerio de Relaciones Exteriores y a la Marina Argentina la autorización para usar las naves de transporte antártico mediante el pago de una tarifa, incluía un lugar en la nave para llegar a las islas y después una serie de viajes logísticos (era algo normal el uso de los transportes navales en área subantártica)

Las autoridades Argentinas sabían que la base antártica británica en Grytviken podría ser eliminada en un futuro próximo, y que se había adoptado la decisión de retirar al HMS Endurace del Atlántico Sur.

 

 

 

La Armada acepto de buena gana. No había otros medios para afirmar una presencia. El acuerdo permitía por lo menos dos escalas anuales de sus naves dedicadas al transporte en la Antártida, para llevar suministros.

 

 

 

Sin embargo hubo también un plan de aprovechamiento de la iniciativa de Davidoff a fin de establecer disimuladamente una base. El Proyecto Alfa.

 

 

 

El Proyecto Alfa fue elaborado en septiembre de 1981, poco después que llegó el primer pedido de Davidoff en el sentido que se le concediese pasaje en un transporte naval. Para la Armada Argentina, era una oportunidad de aprovechar la decisión británica acerca del HMS Endurace.

 

 

 

El plan consistía en infiltrar la fuerza de trabajo de Davidoff con "científicos" militares que, por tanto, seria un grupo "legal" de desembarco en las Georgias del Sur.

 

 

 

Después, se le uniría un grupo de Infantes de Marina que embarcarían en una nave destinada a restablecer las bases Antárticas Argentinas y que establecerían una base militar más permanente de unos catorce hombres a partir de abril. Se haría todo esto poco después de que el HMS Endurace hubiese partido por ultima vez del Atlántico Sur. Durante el invierno del Sur, cuando no fuere posible adoptar medidas eficaces para eliminar la base, se afirmaría la soberanía de facto mediante la emisión de informes meteorológicos y para la navegación.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar